Google+ Badge

-

.

.

¡Gana Dinero con MePagan.com!
vótame en cincolinks.com

sábado, diciembre 05, 2009

Directrices sobre VIH/Sida



Directrices sobre
los primeros
auxilios y
el VIH/SIDA
© Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja
Está autorizado citar, copiar, traducir a otros idiomas o adaptar a las necesidades locales
cualquier parte de esta publicación sin necesidad de solicitar previamente la aprobación de la
Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, siempre que
se indique la fuente de manera expressa e inequívoca.
Federación Internacional de Sociedades Comité Internacional de la Cruz Roja
de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja
Apartado Postal 372 19, avenida de la Paix
CH-1211 Ginebra 19 CH-1211 Ginebra 19
Suiza Suiza
Teléfono: (41 22) 730 4222 Teléfono: (41 22) 734 6001
Fax: (41 22) 733 0395 Fax: (41 22) 733 2057
Correo electrónico: secretariat@ifrc.org Correo electrónico: icrc.gva@icrc.org

Sitio Web : www.ifrc.org Sitio Web : www.icrc.org

Indice de materias
Introducción
Información sobre VIH/SIDA
Posición de la Federación Internacional en materia de VIH/SIDA
Primeros auxilios y VIH/SIDA
Medidas básicas de higiene en primeros auxilios
Áreas específicas de riesgo
Barreras a la transmisión
Referencias
Directrices sobre los primeros auxilios y el VIH/SIDA 1
Directrices sobre los primeros auxilios y el VIH/SIDA 3
Prefacio
La pandemia del VIH/SIDA sigue devastando comunidades
en todas partes del mundo. Más de cinco millones de personas
enfermaron el año pasado, y el impacto del virus sobre la salud
y el desarrollo socioeconómico en muchos países es enorme. La
Cruz Roja y la Media Luna Roja reconocen la magnitud del
problema y la necesidad de que todos respondamos de acuerdo
a ella. Es muy importante que cada persona sepa cómo se
transmite el virus, y cómo no se transmite, cómo puede evitar su
transmisión y mitigar los efectos del VIH y del SIDA.
Las Directrices sobre los primeros auxilios y el VIH/SIDA
abordan la preocupación que causa la posibilidad de contagio
del virus en las situaciones en que se prestan primeros auxilios,
y sugieren medidas preventivas y prácticas de higiene. Los
socorristas deben seguir las recomendaciones para reducir el
riesgo de contraer infecciones sin perjuicio de seguir brindando
atención a todos sin discriminación. Las principales vías de
contagio del virus son los contactos sexuales sin protección y
algunos comportamientos de alto riesgo que se explican en las
Directrices.
Por estar en la vanguardia de los desastres, epidemias y
problemas de salud cotidianos, los miembros del personal, los
voluntarios y socorristas de la Cruz Roja y de la Media Luna
Roja tendrán la oportunidad de movilizar a la comunidad para
luchar contra el VIH/SIDA. Es responsabilidad de ustedes
protegerse e indicar a otros, incluyendo a sus amigos y sus
familias, cómo protegerse del VIH/SIDA.
Esperamos que las Directrices les sirvan de preparación para
aplicar las normas cautelares y las medidas preventivas necesarias
cuando presten primeros auxilios. Además, al estar mejor
informados sobre la enfermedad y participar en las actividades
de concienciación y promoción en sus comunidades, podrán
4 Directrices sobre los primeros auxilios y el VIH/SIDA
ayudar a otros a cambiar su actitud y comportamiento y a
adoptar un estilo de vida más sano y seguro.
Los primeros auxilios no sólo salvan vidas sino que además
les abren la posibilidad de ejercer influencia en la lucha contra el
VIH/SIDA.
Didier J. Cherpitel François Bugnion
Secretario General Director
Federación Internacionale Derecho internacional y comunicación
Sociedades de la Cruz Roja Comité Internacional de la Cruz Roja
y de la Media Luna Roja
Directrices sobre los primeros auxilios y el VIH/SIDA 5
Introducción
Las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media
Luna Roja desempeñan un papel fundamental en la prestación y
la formación en primeros auxilios. Cada año, millones de
personas –conductores de vehículos, obreros, madres de familia,
jóvenes– reciben formación en acción preventiva y en el
suministro de asistencia inmediata esencial para salvar vidas y
reducir a un mínimo las consecuencias de las heridas. Los
socorristas de primeros auxilios ayudan en problemas cotidianos
de salud, en accidentes en conflictos y desastres naturales.
No obstante, para mucha gente la posibilidad de contraer
una enfermedad en la prestación de primeros auxilios es motivo
de creciente preocupación, en particular en el contexto de la
epidemia de SIDA, pero también con respecto a otras
enfermedades transmisibles como la hepatitis B y C. Es
importante destacar que hasta ahora no se ha registrado ni un
solo caso de transmisión de VIH, el virus causante del SIDA, en
la prestación de Primeros Auxilios.
El presente folleto, Directrices sobre los primeros auxilios y el
VIH/SIDA, tiene por finalidad proporcionar información sobre
el VIH/SIDA y sobre las vías por las cuales se transmite / no se
transmite. El folleto describe medidas prácticas preventivas que
todos pueden tomar en la prestación de primeros auxilios, para
protegerse a sí mismos y a los demás. Las directrices ponen
énfasis en que, si se toman precauciones adecuadas, el riesgo es
mínimo, y en que los socorristas no deberían dejar de ayudar a
una persona en peligro por temor a contraer el SIDA u otros
virus.
Esperamos que estas orientaciones le sean útiles, y le ayuden
a prepararse y a superar su temor a prestar primeros auxilios a
cualquier persona que los necesite, sin discriminación.
6 Directrices sobre los primeros auxilios y el VIH/SIDA
Directrices sobre los primeros auxilios
y el VIH/SIDA
Al prestar primeros auxilios, muchas personas sienten temor por la posibilidad de
contagio de enfermedades. Esta inquietud aumentó con la aparición de la epidemia del
SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). El SIDA es provocado por el VIH
(virus de inmunodeficiencia humana) que destruye el sistema inmunitario del
organismo y puede conducir a infecciones fatales. Se puede ser portador del VIH
durante más de ocho años sin llegar a desarrollar SIDA, pero durante ese período existe
la posibilidad de contagiar a otras personas.
El riesgo de contraer una enfermedad transmisible, como la hepatitis B, la hepatitis C,
el VIH, etc, al prestar servicios de primeros auxilios es mucho menor de lo que se cree.
Además, si se toman las precauciones adecuadas y se aplican medidas básicas de higiene,
el riesgo se reduce aun más.
Información sobre VIH/SIDA
Vías de transmisión del VIH
■ a través de la sangre y derivados de la sangre, otros fluidos corporales y órganos
transplantados que contienen el virus;
■ de la madre portadora de VIH a su hijo durante el embarazo O El parto o a través
de la lactancia;
■ a través de relaciones sexuales sin protección con un portador de VIH (varón-mujer,
mujer-varón, o varón-varón).
Usted es responsable no solamente de su propia protección, sino también de indicar a
los demás cómo evitar la infección por el VIH. Para lograrlo es necesario:
■ verificar que las agujas, jeringas u otros instrumentos estén esterilizados cuando se
debe perforar o cortar la piel;
■ velar por que nunca se compartan las agujas y jeringas de inyección;
■ verificar que en las transfusiones se utilice solamente sangre segura, sometida a
pruebas para detectar la presencia de VIH;
Directrices sobre los primeros auxilios y el VIH/SIDA 7
■ optar por la abstinencia - prescindir del sexo es lo más seguro;
■ insistir en las prácticas de sexo seguro a través del uso de condones.
Usted tiene la responsabilidad de protegerse a sí mismo
y a los demás mediante la adopción de medidas preventivas
y de reducción del riesgo
El VIH NO se transmite por:
■ la prestación de primeros auxilios cuando se siguen las prácticas de seguridad
apropiadas;
■ contacto de la piel sana (sin lesiones) con sangre u otros fluídos corporales;
■ la donación de sangre si usted no es VIH positivo;
■ atender a personas con VIH/SIDA cuando se toman las precauciones adecuadas;
■ tocar, abrazar o estrechar las manos;
■ picaduras de mosquitos o de otros insectos;
■ tos o estornudos;
■ alimentos y agua;
■ aire;
■ retretes;
■ compartir vestimentas o ropa de cama;
■ nadar con una persona que tiene VIH/SIDA.
Directrices sobre los primeros auxilios y el VIH/SIDA
Posición de la Federación Internacional
en materia de VIH/SIDA
La posición de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y Media Luna
Roja en materia de VIH/SIDA1 se basa en los Principios Fundamentales del
Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.
Esta posición propicia:
■ brindar ayuda humanitaria sin discriminar a las personas que presentan VIH/SIDA; e
■ impulsar a los voluntarios a trabajar con organizaciones gubernamentales y otras
organizaciones en la lucha contra el VIH/SIDA.
Los primeros auxilios salvan vidas
Preste primeros auxilios a todas las personas que los necesitan,
sin discriminación y tratándolas con respeto.
Primeros auxilios y VIH/SIDA
En diciembre de 2000, el número de personas infectadas con el virus del VIH superaba
los 57 millones y el de las personas que viven con VIH/SIDA era de 36 millones. Es
importante recordar que hasta la fecha no se han comunicado casos de transmisión
durante las tareas de primeros auxilios. Sin embargo, algunos estudios han demostrado
que existe un riesgo de transmisión de la enfermedad en caso de exposición a la sangre,
saliva u otros fluidos corporales, pero estos riesgos se reducen si usted está preparado
para las emergencias en todo momento. Por lo tanto, siempre deben seguir normas de
precaución rigurosas y medidas preventivas estrictas.
No olvide que:
■ Las personas VIH positivas pueden permanecer asintomáticas durante largo tiempo
antes de desarrollar SIDA. No obstante, pueden contagiar a otras personas; por lo
tanto, no intente adivinar quién puede estar infectado y quién no.
■ Las personas que viven con el VIH/SIDA tienen derecho a recibir primeros auxilios
sin discriminación.
Directrices sobre los primeros auxilios y el VIH/SIDA 9
■ La infección puede producirse en ambos sentidos: puede transmitirse de la persona
lesionada al socorrista y del socorrista a la persona lesionada.
■ Una vez fuera del organismo, el VIH es frágil y no sobrevive mucho tiempo.
■ La piel intacta es una buena barrera para impedir el contacto directo con el VIH. El
virus no puede penetrar a través de la piel intacta.
Aplique normas de precaución rigurosas y medidas
preventivas en todo momento
Directrices sobre los primeros auxilios y el VIH/SIDA
La primera serie de Directrices sobre los Primeros Auxilios y el VIH/SIDA se estableció en
colaboración con la Organización Mundial de la Salud para los equipos de primeros
auxilios de las Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja 2. Estas directrices
refuerzan las regulaciones nacionales existentes. Se deben aplicar de conformidad con
los procedimientos nacionales y locales, como los que rigen la manipulación de los
desechos.
Medidas básicas de higiene
en primeros auxilios
■ Lave sus manos con agua y jabón antes e inmediatamente después de cada prestación
de primeros auxilios. Si dispone de guantes para usar durante las tareas de primeros
auxilios, deberá también lavarse las manos antes de ponérselos y después de
descartarlos.
■ Evite el contacto con fluidos corporales siempre que sea posible. No toque objetos
que puedan estar manchados con sangre u otros fluídos corporales. Sea
especialmente prudente y tome medidas cautelares –especialmente use siempre
guantes– cuando tenga que intervenir en tareas de primeros auxilios en situaciones
en que haya luchas o gran número de víctimas.
■ Tenga cuidado de no cortarse con vidrios rotos u otros objetos punzantes que se
encuentren en poder de los heridos o cerca de éstos.
10 Directrices sobre los primeros auxilios y el VIH/SIDA
■ Evite las lesiones al manipular, limpiar o eliminar instrumentos o dispositivos
punzantes.
■ Cubra las heridas cortantes y rasguños con vendajes secos y limpios.
■ Las afecciones crónicas de la piel pueden provocar llagas abiertas en las manos. Las
personas con esas afecciones deben evitar el contacto directo con una persona
lesionada que esté sangrando o que presente heridas abiertas.
Lávese las manos con agua y jabón antes
e inmediatamente después de prestar primeros auxilios
Directrices sobre los primeros auxilios y el VIH/SIDA
Áreas específicas de riesgo
1. Brindar ventilación respiratoria boca a boca
(también llamada respiración boca a boca)
Este es un acto que puede salvar vidas y no se debe evitar por temor de contraer el VIH
u otras infecciones. No se han comunicado casos de transmisión del VIH a través de la
respiración boca a boca, pero si la persona lesionada está sangrando por la boca o si el
socorrista presenta llagas abiertas en la boca, se debe evitar el contacto directo con la
sangre.
■ Use un paño o un pañuelo limpio, si lo tiene, para limpiar la sangre que pueda tener
el herido en la boca y para despejar las vías respiratorias.
■ Aprenda a utilizar protectores para la cara o mascarillas durante la respiración boca
a boca. En lo posible los kits de primeros auxilios deberían contener esos protectores
o mascarillas, o los socorristas deberían llevar consigo sus propias mascarillas.
La falta de protectores para la cara o de mascarillas NO
debería ser una razón para negarse a efectuar
la respiración boca a boca.
2. Atención de personas que sangran
Una hemorragia puede resultar fatal. La persona que está sangrando necesita los
servicios de primeros auxilios para detener la hemorragia.
12 Directrices sobre los primeros auxilios y el VIH/SIDA
■ Cuando sea posible, pida a la persona que sangra que presione sobre la herida por sí
misma.
■ Si por cualquier razón la persona herida no puede detener la hemorragia, utilice un
paño grueso, la tela de una prenda o cualquier otro material apropiado y limpio
como barrera para detener la hemorragia y para evitar el contacto directo con la
sangre. Si no puede aplicar un vendaje de compresión, o si éste no es eficaz, ejerza
presión sobre la arteria principal, cerca de la herida.
■ Si dispone de guantes, utilícelos, especialmente en situaciones en que haya luchas o
gran número de víctimas.
Para reducir los riesgos de contraer
enfermedades transmisibles durante los primeros auxilios
es necesario adoptar medidas básicas de higiene
y precauciones simples y obrar con sentido común
3. Contacto con la sangre de la víctima
■ Si se ha manchado las manos con sangre, láveselas cuidadosamente con agua y jabón
lo antes posible.
■ Si se ha salpicado o manchado con sangre o fluidos corporales en otra parte del
cuerpo –especialmente en los ojos–, lávela o vierta abundante agua sobre la misma.
■ Si se corta con cualquier objeto manchado con sangre, lave la herida cuidadosamente
con agua y jabón y aplique un vendaje seco y limpio
Si teme haber estado en contacto
con cualquier tipo de infección,
busque consejo y asesoramiento médico
y se efectuen las puebras diagnósticas
4. Limpieza de la sangre derramada
■ La sangre derramada debe limpiarse con materiales absorbentes, como paños, trapos,
toallas de papel o aserrín. Estos materiales deben considerarse como desechos
contaminados y puestos en bolsas plásticas para su destrucción o bien ser enterrados
o quemados.
■ Seguidamente se debe lavar la superficie donde se derramó la sangre con un
desinfectante (preferentemente hipoclorito de sodio, lejía doméstica diluida a razón
Directrices sobre los primeros auxilios y el VIH/SIDA
de una medida de lejía por diez de agua para obtener una concentración de 0,1-
0,5%), para desinfectar la superficie 1. Espere 10 a 15 minutos antes de enjuagar la
superficie donde se derramó la sangre.
■ Utilice guantes de goma de uso general, guantes de uso doméstico de látex grueso o
dos pares de guantes comunes para evitar el contacto con la sangre al limpiar las
superficies donde ésta se derramó. Después de utilizar los guantes, colóquelos en una
bolsa de plástico para su destrucción.
■ Si no dispone de guantes, utilice cualquier material apropiado para evitar el contacto
directo con la sangre.
Debe lavarse siempre
las manos con agua
y jabón después
de limpiar sangre
u otros fluidos corporales.
5. Lavado de ropa manchada con sangre
Los paños o la ropa con manchas de sangre deben manipularse con extremo cuidado.
■ Utilice guantes de goma para uso general o guantes domésticos de látex grueso
cuando tenga que manipular trapos o ropa manchados con sangre, que luego hay
que eliminar debidamente, quemar o enterrar.
■ Cuando sea necesario lavar trapos o ropa manchados con sangre, use detergente y
agua caliente (por lo menos a 70° Celsius) manteniéndolos en remojo durante por
lo menos 25 minutos, o utilice agua más fría con un detergente apropiado para el
lavado en frío.
Los materiales manchados con sangre deben manipularse
con gran precaución
1 Otro desinfectante alternativo es el dicloroisocianurato de sodio o NaDCC, a la concentración de 0,2-0,5%.
Directrices sobre los primeros auxilios y el VIH/SIDA
Barreras a la transmisión
Con el fin de minimizar los riesgos de transmisión de enfermedades, se han desarrollado
diversos tipos de barreras y protecciones para uso de los socorristas que deberían ser
incluidas en los kits de primeros auxilios. Es necesario que aprenda a usar correctamente
estas barreras.
■ Se pueden utilizar guantes y descartarlos después de su uso.
■ En la respiración boca a boca se pueden utilizar protectores faciales y mascarillas.
■ Se pueden usar bolsas de plástico como guantes o como protección y para recoger
cualquier material manchado.
■ También se puede usar un trozo de tela gruesa, ropa o cualquier otro material
apropiado como barrera para evitar el contacto con fluidos corporales.
La piel intacta es una buena barrera para impedir la infección.
Pero la ausencia de barreras NO es una razón
para negarse a prestar servicios
de primeros auxilios
Directrices sobre los primeros auxilios y el VIH/SIDA
Qué puede hacer el socorrista
Las prácticas de seguridad y de precaución de alto nivel son esenciales en todo
momento para prevenir el riesgo remoto de contraer VIH/SIDA en la prestación de
primeros auxilios. La probabilidad de contraer VIH/SIDA disminuye
significativamente si usted practica sexo seguro y evita comportamientos de alto riesgo
como los previamente citados (ver “Vías de transmisión del VIH”).
Vele por su propia protección e indique a otros, incluyendo a sus amigos
y familiares, cómo protegerse del VIH/SIDA
Referencias
1 Documento de posición sobre sensibilización en materia de VIH/SIDA aprobada
por la Junta de Gobierno de la Federación de Sociedades de la Cruz Roja y de la
Media Luna Roja, Ginebra 2000.
2 Organización Mundial de Salud (OMS). Directrices sobre SIDA y primeros auxilios
en el lugar de trabajo. Ginebra: Serie OMS SIDA, No. 7, 1990.
Sitios Web
UNAIDS (http://www.unaids.org )
Incluye información actualizada sobre la difusión de la pandemia por país. Noticias y
eventos actuales sobre SIDA.
Federación Internacional (http://www.ifrc.org )
El sitio de la Federación Internacional incluye información sobre las actividades de la
Federación Internacional y vincula con los sitios de las Sociedades Nacionales de la
Cruz Roja y Media Luna Roja.
Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) (http://www.icrc.org )
Información sobre las actividades del CICR.
16 Directrices sobre los primeros auxilios y el VIH/SIDA
Los Principios Fundamentales del
Movimiento Internacional de la Cruz Roja
y de la Media Luna Roja
Humanidad.
El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la
Media Luna Roja, al que ha dado nacimiento la preocupación de
prestar auxilio, sin discriminación, a todos los heridos en los campos
de batalla, se esfuerza, bajo su aspecto internacional y nacional, en
prevenir y aliviar el sufrimiento de los hombres en todas las
circunstancias. Tiende a proteger la vida y la salud, así como a hacer
respetar a la persona humana. Favorece la comprensión mutua, la
amistad, la cooperación y una paz duradera entre todos los pueblos.
Imparcialidad. No hace ninguna distinción de nacionalidad, raza,
religión, condición social ni credo político. Se dedica únicamente a
socorrer a los individuos en proporción con los sufrimientos,
remediando sus necesidades y dando prioridad a las más urgentes.
Neutralidad. Con el fin de conservar la confianza de todos, el
Movimiento se abstiene de tomar parte en las hostilidades y, en todo
tiempo, en las controversias de orden político, racial, religioso e
ideológico.
Independencia.
El Movimiento es independiente. Auxiliares de
los poderes públicos en sus actividades humanitarias y sometidas a las
leyes que rigen los países respectivos, las Sociedades Nacionales deben,
sin embargo, conservar una autonomía que les permita actuar siempre
de acuerdo con los principios del Movimiento.
Voluntariado. Es un movimiento de socorro voluntario y de
carácter desinteresado.
Unidad. En cada país sólo puede existir una Sociedad de la Cruz
Roja o de la Media Luna Roja, que debe ser accesible a todos y
extender su acción humanitaria a la totalidad del territorio.
Universalidad. El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y
de la Media Luna Roja, en cuyo seno todas las Sociedades tienen los
mismos derechos y el deber de ayudarse mutuamente, es universal.
La Federación Internacional de
Sociedades de la Cruz Roja y de
la Media Luna Roja promueve las
actividades humanitarias de las
Sociedades Nacionales en favor
de las personas vulnerables.
Mediante la coordinación del
socorro internacional en casos
de desastre y el fomento de
la asistencia para el desarrollo,
se propone prevenir y aliviar el
sufrimiento humano.
La Federación, las Sociedades
Nacionales y el Comité
Internacional de la Cruz Roja
constituyen, juntos, el Movimiento
Internacional de la Cruz Roja
y de la Media Luna Roja.
25700 07/2001 S 500
El Comité Internacional de la Cruz
Roja (CICR), organización imparcial,
neutral e independiente, tiene la
misión exclusivamente humanitaria
de proteger la vida y la dignidad
de las víctimas de la guerra y de la
violencia interna, así como de
prestarles asistencia. En las situaciones
de conflicto, dirige y coordina
las actividades internacionales de
socorro del Movimiento. Procura,
asimismo, prevenir el sufrimiento
mediante la promoción y el fortalecimiento
del derecho humanitario y
de los principios humanitarios universales.
A partir del CICR, fundado
en 1863, se originó el Movimiento
Interna-cional de la Cruz Roja y de
la Media Luna Roja.

No hay comentarios:

Mi lista de blogs

PARA SALIR AQUI, ENLAZAME