Google+ Badge

-

.

.

¡Gana Dinero con MePagan.com!
vótame en cincolinks.com

miércoles, septiembre 28, 2011

Donación de sangre gay: ¿veto necesario?


Donación de sangre gay: ¿veto necesario?
Shutterstock | En el mes de junio la ONU publicó la Guía de prevención y tratamiento del VIH entre hombres que tienen sexo con hombres y transgeneristas. "Se estima que en Latinoamérica, la mitad de todas las infecciones por VIH han resultado de relaciones sin protección entre hombres", informa. Según la OMS, las comunidades homosexuales de la región están padeciendo un "resurgimiento" del virus.

Donación de sangre gay: ¿veto necesario?

MIENTRAS EN COLOMBIA se mantiene el veto sobre la comunidad homosexual para donar sangre, países como Inglaterra, Escocia, Australia, Suecia, Rusia y Australia han "suavizado" la prohibición originada en los años 80.
Juan David Montoya | Medellín | Publicado el 18 de septiembre de 2011
Como lo asegura Luis Ángel Villar, director de la Asociación Colombiana de Infectología (Acín), este "no es un tema fácil".

El veto que impedía a los homosexuales del Reino Unido donar sangre, fue levantado por el gobierno de David Cameron.

El anuncio congregó la atención de las comunidades homosexuales de todo el mundo, quienes ven en esta restricción una medida discriminatoria.

La aparición del VIH en los años 80, virus que entonces afectó primordialmente a personas homosexuales, generó la formulación de esta política.

No obstante, bien es sabido ahora que ni el VIH, ni el sida discriminan preferencias sexuales.

"El riesgo a la salud pública no está en la condición de la persona, sino en los comportamientos de riesgo que asuma, indistintamente de la orientación sexual que tenga", señala Germán Rincón Perfetti, abogado con una larga trayectoria en casos legales que demandan derechos de la comunidad LGBT.

"Si un hombre tiene sexo sin protección con varias mujeres y un homosexual no tiene sexo con nadie, pues obviamente la persona heterosexual estaría más en riesgo mientras en la persona homosexual el riesgo es cero. No se podría decir que la sola condición entonces se puede negar la donación", afirma Rincón Perfetti.

En este sentido se orientó la recomendación del Comité Asesor sobre Seguridad de la Sangre, los Tejidos y los Órganos.

Este comité inglés consideró que debe transcurrir un año entre el último contacto sexual y la donación para que los hemocomponentes de la persona homosexual puedan ser considerados aptos.

Los científicos encontraron que uno de cada seis hombres homosexuales que habían sostenido relaciones sexuales con hombres habían donado sangre pues a la mayoría de ellos les parecía injusto el veto.

Japón y Suecia han emitido directrices similares, mientras que en países como Nueva Zelanda deben pasar cinco años.

Hay restricciones, sí, pero es una ventana que se abre en el muro del tajante no.

La otra cara de la moneda
Descartando que los homosexuales sean los únicos que pueden contagiarse de VIH, como peligrosamente se creyó en los primeros años de la epidemia, los hombres que tienen sexo con hombres sí se exponen a un riesgo mayor de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"En términos generales, estos hombres tienen casi 20 veces más probabilidades de contraer la infección por el VIH que la población general", advierte la agencia de Naciones Unidas.

Otro punto epidemiológico que entra en el debate es un "resurgimiento" de la infección en hombres que sostienen relaciones homosexuales detectado por la OMS.

Este fenómeno se estaría dando principalmente en los países industrializados, pero también en América Latina y el Caribe. En 2010, 7.510 personas fallecieron en Colombia por cuenta del sida.

Juan Camilo Olarte, coordinador de salud de la Cruz Roja Colombiana Seccional Antioquia, explica que para que el líquido vital de un donante entre a formar parte de la reserva del banco sanguíneo se tiene que cumplir con una larga serie de requisitos.

Por esta razón, el formulario rutinario utilizado para aprobar un donante está colmado de preguntas que indagan sobre asuntos como el consumo de medicamentos, viajes recientes y hasta hábitos sexuales del cónyuge.

Aunque se muestra a favor de abrir la gama de donantes a la comunidad homosexual, Olarte señala que el hecho de que sean uno de los grupos más afectados por el VIH dificulta este cambio. Además, la ventana inmunológica del VIH es de hasta 30 días. Esto significa que puede pasar un mes antes de que un contagio pueda ser detectado por las pruebas de laboratorio.

"El día en que tengamos una prueba donde el periodo de ventana inmunológica se disminuya muchísimo, y sea uno o dos días, ahí sí podremos aceptar a todo el mundo. Pero mientras existan esas brechas, esas falencias científicas, y esa población ocupando el primer lugar de infectados con VIH, tendremos que seguir sin aceptarlos como donantes de sangre", asegura Olarte.

¿Asunto de derechos o de salud pública?, se pregunta el presidente de la Acín, Luis Ángel Villar.

Mientras este interrogante se resuelve, Germán Rincón Perfetti recuerda que el consejo de Onusida es no negar la posibilidad de donar sangre al grueso de la población homosexual.

"El grupo de salud debe ajustar las prácticas médicas, no solamente a una visión sanitaria, sino que debe incluir el contexto de derechos humanos para efectos de fijar políticas públicas o criterios", afirma, "de lo contrario, están violando los derechos humanos, los tratados internacionales y la Constitución Política".

Mi lista de blogs

PARA SALIR AQUI, ENLAZAME