Google+ Badge

-

.

.

¡Gana Dinero con MePagan.com!
vótame en cincolinks.com

jueves, abril 05, 2007

SIDA : LA EPIDEMIA GLOBAL

Sida: La epidemia global

Por Quetzalcóatl Leija Herrera



La pandemia del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) es, sin lugar a dudas, la peor epidemia que registra la historia de la humanidad. Las cifras reveladas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros organismos son alarmantes y esta peste va ganando la batalla en el orbe.

En la actualidad, 40 millones de personas son portadoras del VIH o han desarrollado la enfermedad, de los cuales 3 millones son niños menores de 15 años de edad, poco menos del equivalente a la población de Liberia, y el 30% del total mundial tiene un rango de edades entre los 15 y 24 años.

Tan solo en el 2000 la población mundial afectada por el VIH alcanzaba 34 millones. Si durante el periodo 2000-2002 el promedio del aumento anual era de 3 millones de nuevos portadores anualmente, resalta que solamente durante el año 2003 ascendió a 5 millones, un promedio de 13 mil contagios diarios. Tres millones han muerto durante el último año, más de 8 mil al día.

Los pronósticos más optimistas son tales, que se espera que para el año 2020, el Sida cegará la vida de 70 millones de personas, el equivalente de la población conjunta de Francia y Portugal, incluida la población de las Islas Azores y el Archipiélago de Madeira. Esto representa un promedio de 3 millones 500 mil decesos anuales, lo que equivale a la población conjunta de Yibuti, Bahrein, Timor Oriental, Guyana, Islas Fiji, Islas Salomón y las Islas Marshall.

Si la tendencia de infección actual se mantiene en el mismo nivel, para el año 2012 la cantidad de seropositivos habrá aumentado en una escala superior al equivalente de la población total de América Central. Un aumento superior al 100% del actual.

De los 6 millones que requieren del tratamiento antirretroviral (ARV) en el Tercer Mundo, solamente unos 300 mil tienen acceso a los medicamentos de los cuales depende su salud y su vida, es decir, menos del 5% de los infectados tienen acceso a los microbicidas.

La Organización de las Naciones Unidas espera poder llevar el tratamiento solamente para 3 millones hasta el año 2005, menos de la mitad de la población de Nueva York, sede de este organismo.

Los países más afectados son los del África subsahariana, la tierra del Secretario General de la ONU, Kofi Annan, que cuenta con 28,5 millones de seropositivos o enfermos, el 9% de la población cuyas edades oscilan entre los 15 y 49 años de edad; también sufre 3,2 millones de infecciones anuales y 2,3 millones de muertes en el último año.

En países como Botswana, Lesotho, Suazilandia y Zimbabwe, las tasas del VIH son superiores al 30 por ciento de la población. Solamente en Botswana, el 39% de los adultos están infectados o han desarrollado la enfermedad.

Catorce millones de niños en el mundo son huérfanos a causa del Sida. Según informes de la UNICEF, 11 millones de ellos son africanos. La cifra va en aumento a medida que sucumben más adultos. Se calcula que para el 2010 serán 20 millones.

De acuerdo con los informes de la UNICEF, en los países donde la epidemia alcanza sus mayores niveles, uno de cada cinco niños quedará huérfano para 2010. El 80% de ellos tendrá SIDA.

Otro continente azotado por esta plaga es el Asia Pacífico, con 7 millones de afectados y una tasa de un millón de nuevos contagios durante este año.

Por el contrario, los países menos vulnerables en función de su status son Estados Unidos, Europa y Australia. Los países desarrollados han logrado éxitos significativos con campañas de prevención y subsidios sanitarios.

Cabe señalar que el Tratamiento Antirretroviral no es la cura al Sida, es solamente un tratamiento que permite al portador no desarrollar la infección como tal. Los expertos señalan que para encontrar la cura pasarán por lo menos dos generaciones más. Para ello se requiere una inversión de 10 mil millones de dólares anuales, por parte de los países primer mundistas.

El Director Ejecutivo de ONUSIDA, Peter Poit, declaró que todavía no se ha llegado al nivel más álgido de la pandemia, que amenaza con eliminar una generación completa en África y desestabilizar a todo el continente. El Sida, afirma Poit que se ha convertido en un problema para el desarrollo económico, social e incluso es ya un problema de seguridad.

Se calcula que desde su descubrimiento en 1981 el Sida ha terminado con las vidas de unos 20 millones de personas.

El 50% de los contagiados son mujeres. Un gran porcentaje de los contagios en dichas mujeres se dan a través de sus cónyuges, quienes adquieren el virus por relaciones extra maritales. Los demás son por prostitución, violaciones, drogadicción, transfusiones y en menor escala, accidentes laborales en hospitales.

Si bien en sus inicios se consideraba al Sida como una especie de cáncer entre los homosexuales, el 80% de los contagios en los últimos años se han verificado en relaciones de tipo heterosexual.

En el marco de la globalización y de las negociaciones del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), el panorama no es nada alentador. Uno de los desencuentros que se dieron durante la reunión de emergencia convocada por Washington en Miami, fue cuando el representante comercial estadounidense Robert Zoellick rechazó la iniciativa del Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorim respecto a la liberalización de los derechos de propiedad intelectual de las patentes medicinales a fin de producir medicamentos genéricos que permitan poner al alcance de la población una oportunidad de salud y vida.

La política brasileña para el combate al Sida consiste en quebrantar las regulaciones que rigen las patentes en caso de que los productores de las medicinas obstaculizan el rebajar sus precios a fin de proporcionar medicamentos antirretrovirales (ARV) a 135.000 brasileños, que son casi la mitad de los 350.000 que reciben ese tratamiento en los países en vías de desarrollo.

A mediados de los 90´s a Brasil se le auguraban 1,2 millones de seropositivos para el año 2000. Actualmente cuenta con 600.000 personas con VIH, mucho menos de lo estimado, gracias a que Brasil estratégicamente produce copias genéricas baratas de fármacos patentados.

La OMS ha determinado seguir este modelo a fin de lograr proporcionar el tratamiento adecuado a 3 millones de enfermos pobres para el año 2005.

Por otro lado en un esfuerzo asiático de combate a la epidemia, las firmas indias Ranbaxy Laboratories, Cipla, y Matrix Laboratories Ltda. suministrarán fármacos a menos de 140 dólares por paciente anualmente, reduciendo el valor original de 300 dólares. Ranbaxy forma parte de una sociedad que provee de medicamentos más baratos a millones de seropositivos.

Afortunadamente, el Sida es una enfermedad eminentemente prevenible, si bien es cierto que su fantasma está al acecho constantemente. Los programas de prevención pueden ser muy eficaces en la gran mayoría de los casos, dependiendo de las sociedades en que se desarrollen.

Las campañas pueden desarrollarse desde el seno familiar hasta las instituciones educativas, pasando por los medios de comunicación, tal como ocurre en los países occidentales, si bien, es en éstos donde se hace presente la oposición de la Iglesia Católica, cuya doctrina, basada en las encíclicas “De Humanis Vitae” de Paulo VI y “Evangelium Vitae” de Juan Pablo II, no sólo se oponen al uso de anticonceptivos, sino a toda conducta sexual fuera del vínculo matrimonial, por considerarse lesas transgresiones a las leyes divinas. Por su naturaleza misma, la Iglesia solamente puede aprobar la abstinencia para los solteros y la fidelidad conyugal para los casados.

En los países en los que la cultura de la prevención no se ha desarrollado, o en aquellos sectores en quienes no se ha compenetrado cabalmente, encontramos grupos propensos a contraer el contagio del Sida.

Esos sectores son los más pobres y discriminados. Concretamente, son las prostitutas y prostitutos -formales e informales- así como los drogadictos, especialmente quienes utilizan drogas intravenosas.

El hambre y la pobreza, con la subsiguiente prostitución, clásico en el Tercer Mundo, son un caldo de cultivo para el desarrollo del VIH.

Así, nos encontramos niños de la calle, militares y migrantes del Tercer Mundo a los Estados Unidos de Norteamérica que ya portan el VIH/Sida.

Pero el problema del Sida va mucho más allá de las simples estadísticas, clasificaciones y futurismo. El problema de la expansión conlleva una fuerte dosis de discriminación y de la violación a los derechos humanos de los portadores y enfermos.

Por norma general, el desempleo es una constante en la vida de los seropositivos. Durante el pasado mes de octubre, el Ejército Mexicano dio de baja a más de 20 militares por encontrarse infectados por el VIH/SIDA.

En el estado de Yucatán hubo once casos de despidos de militares sin respeto a sus derechos laborales, por considerarlos no aptos para continuar en las fuerzas armadas por haber contraído el VIH. De estos once casos, cuatro se infectaron en relaciones homosexuales y siete en prácticas sexuales de índole heterosexual.

La discriminación social también es una fuerte carga para quienes han sido víctimas de este mal. La satanización del Sida es un fuerte tabú que permea fuertemente a las sociedades latinoamericanas. La fobia que surge a raíz de la falta de información y los entornos conservadores representan una amenaza para la integridad moral de los seropositivos. En las prisiones, los reos contagiados son víctimas de tratos infrahumanos. Los sistemas sanitarios también reportan índices de discriminación por temor de parte del personal a ser infectados accidentalmente.

Es necesario que gobiernos y sociedad civil en su conjunto diseñen campañas de prevención del contagio y de la discriminación. La correcta información y la conciencia del flagelo psicológico y moral de los infectados es la mejor vacuna disponible en la actualidad para prevenir este doble mal, del que prácticamente nadie es inmune, y del que todos somos responsables.

Los llamados de los organismos internacionales nunca podrán lograr lo que la sociedad unida puede alcanzar a medida que aumenten sus vínculos de comunicación y los niveles de educación que el caso requiere con extrema seriedad.

No hay comentarios:

Mi lista de blogs

PARA SALIR AQUI, ENLAZAME