Google+ Badge

-

.

.

¡Gana Dinero con MePagan.com!
vótame en cincolinks.com

jueves, marzo 29, 2007

ACTIVISTA ARGENTINA

20 años viviendo con sida y luchando contra la pandemia

Hace 20 años Patricia Pérez, la argentina recientemente nominada para el Premio Nobel de la Paz, se enteró que tenía sida y desde ese momento emprendió la lucha por una mejor calidad de vida que la ubicó entre las pioneras en la construcción de la red internacional de mujeres viviendo con VIH (IWC).
Pérez es dirigente de IWC y una de las principales referentes latinoamericanas en la problemática del sida, por lo que fue postulada por la cancillería hondureña para el Premio Nobel de la Paz que será otorgado en octubre próximo."Yo empecé a hacer cosas por mí, pero en la medida en que avanzaba tratando de garantizar mis derechos, veía que me fortalecía y daba un paso más, no sólo con mis derechos sino de otras mujeres", dijo Pérez a Télam, durante una entrevista a propósito del Día Internacional de la Mujer.Al inscribir su lucha en el marco de esta conmemoración, Pérez remarcó que "hay una similitud entre aquellas mujeres humildes y trabajadores que pelearon por sus derechos, y las que tenemos VIH que estamos luchamos por nuestros derechos, porque la mayoría de las mujeres que tienen sida son personas humildes".
Estableció además un nexo con la nominación que recibió para el Premio Nobel de la Paz, al plantear que "si logramos que las mujeres tengan mejor calidad de vida, vamos a contribuir a la paz mundial", y añadió: "Que ésta sea una oportunidad para detener el sida".
En este camino que emprendió Pérez, atravesado por obstáculos, por la discriminación, por temores, y por el propio malestar que provoca vivir con VIH, dos objetivos se fueron delineando, "la lucha contra la pandemia y lograr el respeto de los derechos personales de las mujeres", enfatizó.La lucha de las mujeres contra el sida tiene aspectos que son comunes a las reivindicaciones de los hombres, pero a la vez, hay una cuestión específica de la mujer, que "debimos instalarla nosotros porque en un principio no se visibilizaba a la mujer con sida", precisó.
Pérez remarcó que en la lucha por reivinidicaciones sociales en general la mujer tiene mayor participación y reconoció que "cada uno contribuye desde el lugar que tiene y como puede, pero la forma de hacer las cosas es distinta entre el hombre y la mujer, y el sida no escapa a eso, aunque en esto, la situación empezó diferente".
"En el tema del VIH -continuó- se dio una cuestión distinta porque como se planteaba que la epidemia era de la población gay, fueron ellos los primeros activistas que marcaron la línea de lo que había que hacer y cuáles eran las reivindicacines, y como además había que diseñar políticas, todo se orientaba a los hombres".
Pérez recordó que es entonces cuando "aparecemos nosotras, no porque no había mujeres infectadas, de hecho voy a cumplir 20 de haberme enterado del resultado, pero en ese momento no se reconocía".
Así es como una de las cuestiones iniciales que pelearon las primeras mujeres que se enfrentaron al sida, "era lograr que quienes toman las decisiones reconozcan a las mujeres en toda esta cuestión como un actor importante", expresó.
Señaló que durante todo un período, hasta hace unos 8 o 10 años, las investigaciones científicas estaban orientadas a los hombres."Una de las primeras reivindicaciones de IWC fue el planteo de que las investigaciones se hagan sobre la mujer para ver qué medicación necesitábamos y qué efectos tenía sobre el embarazo y sobre nuestro organismo en general, que es diferente al del hombre", destacó.
Pérez hizo hincapié en que hay un planteo común de hombres y mujeres de lucha contra el sida, por el tema de acceso a los tratamientos y medicamentos, pero después es distinto según los sectores, y en este sentido, macó especificidades de la mujer, diferentes a la población masculina, y de niños, niñas y adolescentes.
La dirigente trazó un recorrido de la situación de la mujer con sida, que empezó con su negación, pasó por la inclusión en términos generales, luego apareció el tema de la transmisión vertical "donde fuimos tomadas como un recipiente", y finalmente se comenzó a hablar específicamente de lo que le pasa a una mujer con VIH.
"Lo que estamos tratando ahora es que se pase de la declamación, que está instalada y es políticamente correcta, a los hechos", dijo tras señalar que en la práctica la mujer sigue marginada de los espacios donde tiene que estar.

No hay comentarios:

Mi lista de blogs

PARA SALIR AQUI, ENLAZAME